EPA del primer trimestre de 2017: principales cifras - Funcasblog
Logo Funcas

EPA del primer trimestre de 2017: principales cifras

Comparte esta entrada

La Encuesta de Población Activa del primer trimestre de 2017 arroja un descenso del empleo de 69.800 en comparación con el trimestre anterior, que obedece a motivos estacionales. Una vez corregida la estacionalidad, el resultado es un incremento del empleo del 0,7% intertrimestral (2,8% en tasa anualizada), lo que supone una sensible aceleración con respecto al 0,5% (1,8% anualizado) registrado en el último trimestre de 2016.

Las cifras de afiliación a la Seguridad Social no reflejaban dicha aceleración en el primer trimestre, sino que apuntaban a un mantenimiento en el ritmo de crecimiento, aunque ofrecían un incremento del empleo más intenso que el que arroja la EPA, un 3,8% en tasa anualizada. El crecimiento del empleo que ofreció la EPA en el último trimestre de 2016 era muy bajo, muy inferior al de la afiliación, de modo que probablemente lo que ha sucedido, en vista del comportamiento un tanto errático que presenta la EPA en los últimos tiempos, no es que el empleo se haya acelerado en el primer trimestre, sino que el dato del cuarto trimestre estaba sesgado a la baja, quizás como consecuencia del margen de error de la encuesta.

Gráfico 1

Fuente:INE (Encuesta de Población Activa).

Una novedad que se observa en esta EPA es el crecimiento de la población extranjera por primera vez desde el cuarto trimestre de 2009, aunque aún es pronto para decir que esto significa que los flujos netos de inmigración vuelven a ser positivos. Otro resultado llamativo es el crecimiento por tercer trimestre consecutivo de la población española de 16 a 24 años, que había estado descendiendo desde el inicio del siglo. En cualquier caso, estos datos hay que tomarlos con cautela.

«Una vez corregida la estacionalidad, el resultado es un incremento del empleo del 0,7% intertrimestral (2,8% en tasa anualizada), lo que supone una sensible aceleración con respecto al 0,5% (1,8% anualizado) registrado en el último trimestre de 2016».

El empleo creció en todos los sectores económicos, sobre todo en agricultura y construcción. Por otra parte ha crecido más el empleo a tiempo parcial que a tiempo completo. El pasado año la tendencia fue de descenso del empleo parcial, lo que hacía suponer que muchos empleos de estas características fueron convertidos en empleos a tiempo completo. Pero parece que, al menos de momento, esa tendencia se ha revertido. Lo que sigue sin cambios es el patrón de mayor crecimiento del empleo temporal que del empleo indefinido, lo cual no es sorprendente: mientras la regulación laboral actual no se modifique, este esquema no variará.

El desempleo juvenil sigue descendiendo, en parte por el aumento del empleo dentro de este grupo de edad, y en parte por el descenso de su población activa. Hasta hace poco esto último –el descenso de su población activa- obedecía, tanto a la reducción de la población de este grupo de edad por motivos demográficos, como a una menor tasa de actividad –si esa menor tasa de actividad se debe a que los jóvenes estudian durante más años, bienvenida sea; lo malo es si dejan de estudiar para no hacer nada—. No obstante, como ya se ha señalado más arriba, la EPA indica que ahora crece la población dentro de este grupo de edad, lo cual deberá ser confirmado en posteriores encuestas.

Finalmente, la tasa de paro aumentó dos décimas porcentuales en el primer trimestre hasta el 18,8%, pero se trata de un incremento estacional. La tasa corregida de estacionalidad descendió en seis décimas porcentuales hasta el 18,1%.

Comparte esta entrada