El empleo crece en el tercer trimestre, pero sobre todo el temporal - Funcasblog
Logo Funcas

El empleo crece en el tercer trimestre, pero sobre todo el temporal

Comparte esta entrada

El empleo según la Encuesta de Población Activa (EPA) aumentó en 226.500 en el tercer trimestre de 2016 en comparación con el trimestre anterior. Es el mayor incremento en un tercer trimestre desde 2005. Eliminando el componente estacional, el aumento en el número de ocupados fue de 141.000, el doble que en el trimestre anterior.

GRÁFICO 1

Fuente: INE y Funcas.

El resultado del segundo trimestre fue algo anómalo, en el sentido de que el aumento del empleo fue muy reducido en comparación con los resultados de afiliación a la Seguridad Social, que hacían esperar un avance mucho más elevado. Al tratarse de una encuesta, a veces se producen altibajos más relacionados con problemas estadísticos y de elaboración de la misma que con la evolución real del mercado de trabajo, pero esas distorsiones tienden a corregirse posteriormente. De modo que es posible que una parte del aumento del empleo registrado en el tercer trimestre corresponda en realidad al segundo. De hecho, el incremento del empleo en el conjunto de los tres primeros trimestres del año según la EPA es casi el mismo que el que arroja la afiliación a la Seguridad Social –un 2,8% frente a un 2,9%–.

El empleo indefinido crece, pero mucho menos que el temporal. La reducción de la elevada tasa de temporalidad continúa siendo una de las grandes asignaturas pendientes de nuestro mercado laboral. Sin embargo, la tasa de empleo parcial ha bajado.

En todo caso, el resultado en cuanto a creación de empleo puede calificarse de positivo. No es tan buena la valoración con respecto a la evolución de uno de los principales problemas de nuestro mercado laboral, que es la elevada temporalidad, la cual se ha elevado en el tercer trimestre. El empleo indefinido ha descendido, pero eso es debido a la estacionalidad –este resultado siempre es malo en los terceros trimestres de cada año–. Eliminando el componente estacional, el empleo indefinido crece, pero mucho menos que el temporal. La reducción de la elevada tasa de temporalidad continúa siendo una de las grandes asignaturas pendientes de nuestro mercado laboral. Sin embargo, la tasa de empleo parcial ha bajado –su trayectoria es descendente desde que se inició la recuperación económica–.

GRÁFICO 2

Fuente: INE y Funcas.

Por otra parte, la tasa de paro ha caído hasta el 18,9%, por debajo del 20% por primera vez desde 2010. Destaca especialmente el descenso de la tasa de paro juvenil, que ha caído hasta el 41,9% como consecuencia fundamentalmente del aumento del empleo, ya que el descenso de la tasa de actividad dentro de este grupo se ha frenado en los últimos trimestres. Finalmente, es el desempleo de larga duración el que más se ha reducido, tanto en comparación intertrimestral como interanual. Los desempleados que llevan en paro un año o más representan ahora el 56,6% del total, frente al 60,7% hace un año.

Comparte esta entrada