El agujero de la Seguridad Social - Funcasblog
Logo Funcas

El agujero de la Seguridad Social

Comparte esta entrada

Los ingresos de la Seguridad Social se han contraído fuertemente a lo largo de la crisis económica. Las cotizaciones sociales, su principal fuente de recursos, se situaron, al cierre de 2012, 10.600 millones de euros por debajo de las recaudadas en 2008.

A esta caída de ingresos se une, por el lado de los gastos, el incremento en las prestaciones por desempleo y el envejecimiento de la población española, con pensiones medias cada vez más elevadas. Estos factores han supuesto que el gasto en prestaciones sociales en 2012 fuese un 24,7% superior al de 2008 y que el sistema registre déficit desde 2010.

La escasa mejora del ciclo económico en 2013 no ha permitido cambiar sustancialmente la situación, por lo que el Estado aumentó el ritmo de las transferencias anuales logrando retrasar la entrada en déficit de la Seguridad Social hasta agosto. A partir de entonces, el desfase entre ingresos y gastos se ha acelerado, si bien parece que podrá cumplirse el objetivo previsto del – 1,4% del PIB.

El déficit de 2013 se debe a las desviaciones producidas respecto a las cifras presupuestadas: ocho mil millones de euros menos de recaudación de cotizaciones sociales y 5,5 mil millones de euros más de gasto en pensiones contributivas y en prestaciones por desempleo.

En el gráfico siguiente, que muestra la evolución de los ingresos y prestaciones sociales, puede observarse la situación de superávit hasta 2008 y el crecimiento del déficit en los últimos años.

Ingresos y cotizaciones sociales (miles de millones de euros)

blog191213

Fuente: Intervención General del Estado.

La utilización del Fondo de Reserva para el pago de las pensiones ha permitido solucionar transitoriamente la existencia de estos déficit, pero la insostenibilidad del sistema ha obligado a tomar medidas como la desvinculación de la actualización de las pensiones del IPC, la entrada en vigor en 2019 de un factor de sostenibilidad y el paulatino aumento de la edad de jubilación hasta los 67 años de edad en 2027.

En los presupuestos de la Seguridad Social para 2014, las pensiones se revalorizarán en un 0,25% y el déficit previsto se rebaja al 1,1%, cifra que, sin embargo, no será fácil de cumplir ya que, por un lado, las condiciones actuales harán complicado alcanzar el nivel previsto de ingresos por cotizaciones sociales y, de otro, el gasto sufrirá un notable aumento, consecuencia de los crecimientos del colectivo de pensionistas y de la pensión media.

_________

Puede verse el artículo completo en: López, C. y S. Jiménez (2013): “Situación actual y perspectivas de las finanzas públicas españolas”en Cuadernos de Información Económica, núm. 237 de noviembre-diciembre.

[exclusivo](Descargar)[/exclusivo]

Comparte esta entrada